La llegada del buen tiempo induce erróneamente a “dietas milagro” y a conductas alimenticias poco saludables.

Uno de cada dos españoles presenta un peso superior al adecuado para sus características corporales, ya sea por sobrepeso o, en los casos más extremos, por obesidad. Con la llegada del buen tiempo son muchas las personas que recurren a “dietas milagro” que a menudo atentan contra la buena salud del individuo. Además, en el mercado se encuentra una gran cantidad de productos “light” que el cliente consume en exceso creyendo erróneamente que se trata de productos saludables.

Ante la gravedad de estos desórdenes alimentarios, los expertos de Policlínica Barcelona recomiendan una combinación de hábitos saludables que ayudarán a los pacientes a adquirir un estilo de vida más saludable:

 

  1. Planificar las comidas un día antes es muy efectivo para evitar caer en tentaciones insanas durante momentos de hambre o ansiedad.
  2. Prestar atención a productos engañosos: Se deben leer detenidamente las etiquetas de zumos, refrescos y alimentos procesados. En general, este tipo de productos suelen contener mucho azúcar. Es importante fijarse en la indicación de grasas saturadas e hidratos de carbono, de los cuales azúcares en las etiquetas de productos como leche, leche de almendras, yogures, barritas energéticas, galletas, pasta, aderezos o algunos tipos de pan pueden ser tan calóricos como los normales.
  3. Comer con calma: Dedicar al menos 30 minutos a comer, en la medida de lo posible. Es importante no comer de forma acelerada, ni de pie o haciendo otras cosas. Se recomienda También masticar entre 20 y 30 veces el bocado, ya que ayuda a incrementar la sensación de saciedad y a mejorar la digestión.
  4. Evitar el sedentarismo y hacer ejercicio en la medida de lo posible (como volver caminando del trabajo, subir las escaleras del metro y la oficina, o bajarse del autobús una parada antes).
  5. Dormir entre 7 y 8 horas diarias, puesto que está científicamente comprobada la relación entre personas obesas y la falta de sueño ya que se desacelera el metabolistmo.
  6. Además, beber suficiente agua a lo largo del día mejora el funcionamiento general de todo el cuerpo y aumenta la sensación de saciedad entre horas.

Intercambiar las cantidades en las raciones de comida (aumentar la ingesta de verduras y disminuir grasas y azúcares).


Leave a Reply

*