A más de uno le da miedo ir al dentista. Sin embargo, se le pasará cuando sepa que la boca es uno de los principales focos de infección de nuestro cuerpo y que, al ser una de las entradas y salidas de oxígeno, su mal estado puede condicionar y hasta provocar enfermedades poco agradables e incluso graves.

Sin embargo, nuestra boca nos avisa antes de que sea demasiado tarde, mostrando signos de alarma para que le ayudemos. ¿Cómo lo hace? Mediante el sangrado de encías, el mal aliento, el dolor de dientes o tornando rojizo el rosado que deberían tener las encías. Cuando hemos llegado a uno de estos casos y nos cepillamos los dientes y todo sigue igual… es necesario acudir a un dentista y, antes que anda, realizarse una revisión bucodental y una higiene.

        Pero no sólo eso, estudios de la Asociación Americana del Corazón (AHA) indican que tener una higiene dental adecuada (cepillado diario, no tener caries e higienes y revisiones bucodentales anuales) reduce un 24% el riesgo de padecer ataques al corazón y un 13% el de sufrir un derrame cerebral. Esto se debe, según la AHA,  a que la limpieza profesional odontológica reduce la inflamación causada por el crecimiento de bacterias en los dientes y a que una alta prevalencia del sangrado de encías duplica el riesgo de infarto (el estudio que arrojó estos datos se realizó con una muestra de 100.000 participantes durante 7 años).

¿Qué enfermedades podemos prevenir con una buena higiene dental?

      1. El cáncer bucal: si nos realizamos una higiene dental anual, nuestro dentista podría detectarlo en el momento. Diagnosticado a tiempo tiene un alto porcentaje de curación total.
      2. La enfermedad de las encías: Es la principal causa de la pérdida de dientes en adultos. Una higiene la previene y puede ayudar a detectarla para tratarla y eliminarla.
      3. Placa dental y sarro: la placa dental es el resultado de la unión entre bacterias, saliva y alimentos, convirtiéndose en un foco de infección. Va de la mano con el sarro, que es su calcificación y adhesión al diente. Es imposible eliminarlo sin una higiene dental.
      4. Caries: La caries es la descomposición del tejido del diente y de su esmalte. Si no es tratada, acaba originando la muerte del diente infectado. ¿Su causante? La placa dental, que cuando no es eliminada, inflama la encía y disuelve el esmalte.
      5. Mal aliento (halitosis): Suele ser el resultado de una mala higiene bucal y puede solucionarse realizando visitas anuales al dentista y controlando el estado de la boca.
      6. Sonrisa amarillenta y con machas: La higiene dental eliminará la mayor parte de los restos dejados por el café, el tabaco y el té. Lucirás una sonrisa más blanca y brillante.
      7. Salud general: Como hemos comentado, muchos estudios han demostrado la relación entre la higiene oral y muchas otras enfermedades.

2 Responses to El sangrado de encías y el mal aliento señales de necesitar una higiene dental
  1. Hola,

    La verdad que leyendo su artículo me he dado cuenta de que yo normalmente sangro bastante cuando me lavo los dientes y me había empezado a preocupar… Puede ser que necesite hacerme una limpieza? la verdad que hase mucho que no voy al dentista…

    • Hola Rober80,

      Dadas las circunstancias que nos describe, sería importante que acudiera a un especialista lo antes posible para realizarse una revisión bucodental y una higiene. Si lo desea, puede contactar con nuestra Coordinadora de la Unidad de Odontología, Ana Sanchez, en el 93.416.16.16 o por correo electrónico en odontologia@policlinicabarcelona.com.

      Saludos cordiales.


[top]
Leave a Reply

*