NEUROLOGÍA

  • NEUROLOGÍA
    NEUROLOGÍA

La neurología es la especialidad de la medicina que se aplica al diagnóstico y tratamiento de las enfermedades del cerebro, la médula espinal, los nervios periféricos y los músculos.
El cerebro es un órgano muy complejo. Por este motivo, para descubrir la causa de sus síntomas el neurólogo necesitará hacerle preguntas muy detalladas con el fin de conocer con precisión la historia de todas sus enfermedades. 

A continuación, es probable que su neurólogo necesite explorar como funciona su sistema nervioso,  para ello necesitará observar su inteligencia, lenguaje, su memoria y sus sentidos. Mirará el fondo de los ojos, valorará su fuerza, la movilidad de sus articulaciones, las sensaciones en brazos y piernas, su equilibrio, la forma de caminar y finalmente sus reflejos. 

Es posible que necesite además conocer su tensión arterial, el ritmo de sus pulsaciones y auscultar el corazón y los pulmones. Posteriormente le explicará el diagnóstico más probable y le aconsejará el tratamiento más adecuado. Esto suele hacerse verbalmente y por escrito (informe). 
En ocasiones, es necesario realizar  pruebas especiales para ayudar a precisar el diagnóstico. Las más comunes son el TAC, la resonancia magnética, el doppler, el electroencefalograma, la electromiografía y diversos análisis de sangre. Cada enfermedad necesita exploraciones diferentes.

Las enfermedades neurológicas más comunes son:

  • Enfermedades circulatorias del cerebro, como las trombosis y hemorragias.
  • Migrañas o jaquecas, neuralgias y otros dolores especiales.
  • Tumores cerebrales. Demencias (enfermedad de Alzheimer y otras).
  • Meningitis, encefalitis y otras infecciones del sistema nervioso.
  • Epilepsias.
  • Enfermedad de Parkinson, temblor, tics y otros trastornos del movimiento.
  • Esclerosis múltiple, esclerosis lateral amiotrófica, polineuritis, distrofias musculares, ataxias…
  • Parálisis por cualquier causa.

Los neurólogos no suelen tratar los trastornos de causa psicológica o mental, como la depresión, el insomnio o la ansiedad. Estos son tratados por los psiquiatras. Las intervenciones quirúrgicas en el cerebro, son realizadas por los neurocirujanos.