La cirugía de las orejas, u Otoplastia, es una operación sencilla y de corta duración, que permite resolver aquellos problemas estéticos relacionados con las orejas. Se realiza con anestesia local, una ligera sedación para que el paciente no perciba ninguna molestia y de forma ambulatoria, por lo que no es necesaria la hospitalización.

Este tipo de operación es la más utilizada para corregir las  “orejas de soplillo” o “en asa”, que se presentan cuando nuestras orejas han crecido excesivamente separadas del cráneo. Sin embargo, también es la técnica empleada para corregir tamaños excesivamente grandes, malformaciones o deformaciones producidas por un traumatismo (golpes, caídas, accidentes,…).

Por su sencillez, eficacia y fiabilidad, la Otoplastia puede realizarse en prácticamente todo tipo de pacientes. De hecho, tras la intervención, la persona puede volver a su casa en el transcurso de las 2-4 horas e incorporarse a su vida diaria al día siguiente.  El único requisito será que, durante las 4 semanas siguientes, habrá de tenerse cuidado con las actividades intensas y evitar movimientos bruscos.

Los resultados siempre sorprenden. No sólo son apreciables desde el primer día, sino que son permanentes y no dejan ninguna cicatriz.

¿Si me opero las orejas de soplillo, volverán a despegarse algún día?

No, jamás. La otoplastia es una operación definitiva. No tendrá que volver a preocuparse por sus orejas.

¿Puedo quedarme sordo después de una Otoplastia?

No. Este tipo de operación corrige malformaciones de la oreja, sin que ello afecte a la parte interna del oído.

¿Una vez operado, se me notarán cicatrices o formas antinaturales?

No, en ningún caso. La operación se realiza mediante una incisión detrás de la oreja hasta llegar a la zona que presenta curvatura o deformidad. Después, se colocan unos puntos de material reabsorbible que pliegan la oreja de modo natural. Estos puntos se realizan muy cerca del pliegue de la oreja y el cráneo, lo que evita que puedan apreciarse cicatrices y, mucho menos, un aspecto antinatural.

¿Tendré que quitarme los puntos?

No, este tipo de intervención se realiza con puntos reabsorbibles, con lo que su cuerpo, de manera natural, los eliminará.

¿Tendré que volver al cirujano una vez operado?

Sí, deberá acudir de manera periódica a visitar a nuestro Cirujano de Policlínica Barcelona para que pueda supervisar su cicatrización y evolución, a fin de obtener los mejores resultados. Serán visitas poco molestas para usted que le garantizarán que todo está yendo como debería. Estará en las mejores manos.