Fístula Anal

Una fistula anal es un absceso o proceso inflamatorio de las glándulas situadas entre el ano y el recto, concretamente en piel y mucosas, generando líquido y pus en la zona afectada. No suele causar dolor pero sí irritación o picor a causa del pus que transpira. Esta lesión sólo puede ser eliminada mediante cirugía. La causa más frecuente de esta infección es la fisura. El absceso es la forma aguda y la fístula la forma crónica.

Se trata de una enfermedad compleja, de hecho, la Fístula es considerada como la lesión más preocupante de la patología anal por sus consecuencias, ya que se puede llegar a la incontinencia anal (falta de control en la defecación). Para evitar complicaciones más graves es muy importante que la Fístula sea valorada por un proctólogo con gran experiencia. Una vez diagnosticada se deberá intervenir quirúrgicamente para drenar el absceso y prevenir una nueva aparición.

Hay dos tipos de fistulas:

Fistulas inferiores

Fistulas simples que sólo afectan a parte del esfínter externo.

Lass fistulas más superficiales pueden tratarse mediante fistulotomía, que consiste en abrir el trayecto para que éste cicatrice de forma progresiva. La probabilidad de curación de la fístula mediante cirugía es muy alta.

Causas

La mayor parte de las fístulas son el resultado de un absceso rectal que no ha drenado correctamente y ha dejado como secuela esa comunicación fibrosa que produce secreción.

Entre los factores de riesgo también se han encontrado ciertos trastornos intestinales como la Enfermedad de Crohn y la Colitis ulcerosa que pueden derivar en una Fístula anal. En otras ocasiones pueden ser generados por trastornos intestinales como estreñimiento, diarreas frecuentes, hemorroides, etc. Y también podemos encontrar la causa en la obstrucción de una glándula en la zona rectal que produce la formación de un canal.

Síntomas

En general, una fístula anal contempla un bulto duro que segrega sangre o pus alrededor del ano, con la consecuente irritación de la piel, dolor e hinchazón de la parte afectada, molestias al permanecer sentado, hemorragia, dolor al defecar, puede ser persistente incluso horas después de la evacuación. Las heces pueden ir acompañadas de sangre con el consecuente manchado de la ropa interior. En ocasiones la inflamación puede genera fiebre, tembleques y una sensación generalizada de cansancio.

Diagnóstico

El proctólogo diagnostica la fístula anal a través de una simple exploración alrededor del ano, técnica que permite identificar el conducto y establecer el recorrido de la fistula.

Las fistulas se clasifican en dos tipos: altas y bajas, dependiendo del lugar que ocupan respecto al esfínter externo, subcutáneas, etc. La clasificación es decisiva para elegir el tipo de técnica a emplear, a diferencia de las fistulas relacionadas con el escroto, las relacionadas con el hueso sacro tienen un recorrido más complejo.

Si el médico localiza una apertura externa en la piel realizará pruebas adicionales para descartar si la enfermedad está relacionada con la enfermedad de Crohn (enfermedad inflamatoria del intestino).

Cirugía

Para intentar curar la fistula anal una vez saneada, existen varias operaciones posibles.

LIFT (“ligation intersphincteric fistula tract”): consiste en ligar el trayecto en el espacio que hay entre los dos esfínteres.

Flap de avance: mediante una colgajo interno de mucosa sana se cubre el orificio interno de la fístula.

Tapón o “plug”: mediante un pequeño tapón de material biológico se obtura el trayecto.

Pasta biológica: inyección de material biológico de consistencia semilíquida que rellena el trayecto.

Fistulotomía con esfinterorrafia: consiste en la sección del trayecto, incluyendo los esfínteres y su posterior reconstrucción.

Pídanos más Información

Todo el díaMañanaTarde

La petición de información mediante este formulario nos autoriza a enviarle la información solicitada o publicidad de nuestras novedades por correo electrónico. Los datos que usted nos proporcione mediante este formulario no serán distribuidos ni utilizados para fines ajenos a esta empresa, según la ley de protección de datos. En el momento que desee dejar de recibir información o que sus datos sean eliminados de nuestra base de datos envíe éste formulario completando sus datos y en el campo "Solicitud de información" escriba "Dar de baja"

Cita On-line

A través de nuestro sistema de cita on-line, podrá reservar en la mayoría de especialidades médicas de nuestro centro hospitalario.

Para hacerlo, ingrese en el siguiente cuadro su DNI y contraseña.